Fundación AndígenA: Liderazgo en Conservación Ambiental
Libro de visitas de AndígenA




Envíe Postales de AndígenA
Galería de Fotos


Desarrollado por:
PROYECTO ATELOPUS
NOTICIAS
DESCARGABLES
GALERÍA FOTOGRÁFICA

Venezuela, 19 de Noviembre de 2019

RANITA DE MUCUBAJÍ CONSIDERADA EXTINTA SOBREVIVE AÚN EN LOS ANDES DE VENEZUELA

Septiembre 2004

Reporte preliminar de la Fundación AndígenA

El pasado domingo 12 de septiembre de 2004 ocurrió un hecho notable para los involucrados en la conservación de anfibios en el ámbito global y especialmente en Los Andes de Venezuela. Ese día un niño del lugar, hijo de humildes campesinos, quiso probar suerte en la pesca de truchas en el río Santo Domingo y mientras volteaba unas piedras en procura de algunas lombrices, encontró un sapito que le llamó la atención por su colorido amarillo verdoso y su vientre rojizo. Él conocía gracias a la labor de divulgación de la Fundación AndígenA, que en nuestros Andes habían unas ranitas amarillas raras y amenazadas, y pensando que se trataba tal vez de la misma, la guardó en un frasco e inmediatamente se puso en contacto con el Sr. Hermes Balza, vecino del lugar y quien además trabaja en Arassari Trek, una compañía de turismo ecológico donde nuestro coordinador del Proyecto Atelopus también desempeña labores de guía de Ecoturismo. Al poco tiempo César fue al lugar para comprobar si la sospecha del hallazgo de un Atelopus no era mera fantasía. Así fue como en instantes estábamos en presencia de una especie no vista ¡desde 1994! a la que muchos ya consideraban extinta; era una Atelopus mucubajiensis, pariente de la ranita amarilla de La Carbonera (Atelopus carbonerensis).

Este hallazgo no deja de ser sumamente importante e interesante, por varias razones. En primer lugar, el animalito fue hallado muy cerca de la carretera principal entre Barinas y Mérida, a una altura ya reportada como propia de la especie, pero en un lugar altamente intervenido con construcciones humanas y campos de cultivo de papas y otras hortalizas a no más de 50 m. Por otro lado, el río principal que discurre por el valle, el Santo Domingo, está plagado de truchas, que siempre han sido consideradas como posibles depredadoras de huevos y larvas de anfibios, aunque nunca se haya demostrado su verdadera participación en estos hechos, al menos en Venezuela. El sitio, entonces, no parece nada apropiado para la supervivencia de la especie, comparado con páramos prístinos que se encuentran en los alrededores, donde no se ha vuelto a encontrar individuo alguno de la especie, pero que deben ser mejor explorados.

Aunque varios herpetólogos familiarizados con los anfibios andinos, la han estado buscando durante los últimos años sus resultados han sido infructuosos. Se menciona noviembre de 1994 como la última fecha de observación de la especie, cuando algunos renacuajos y un adulto muerto fueron vistos en su hábitat (Lötters, 1996: 90).

Mucho trabajo hay que confrontar desde este mismo momento. Especialmente porque al examinar el animal hallado, es aparente que posee una herida en la parte dorsal de su cabeza y la piel se encuentra algo demacrada. En segundo lugar, se debe determinar si presenta algún tipo de contaminación por hongos o bacterias como se ha reportado para otras especies de Atelopus o el motivo por el cuál el animal se encuentra en ese estado. Por lo demás, el espécimen parece "saludable"; es una hembra y parece cargada de huevos lo que nos llena de esperanza. Para su mantenimiento temporal se ha acondicionado un terrario especial aislado con musgo de la zona. Por el momento reservamos el lugar exacto del hallazgo, aunque podemos mencionar que el área general es el valle del Río Santo Domingo, en el estado Mérida, Venezuela.

Carlos Rivero-Blanco, destacado herpetólogo venezolano, vivió por cinco años en la localidad típica de A. mucubajiensis, el páramo de Mucubají, sin encontrar nunca algún individuo de la especie. Estos datos son significativos e indican que el Sapito de Mucubají ha sido protagonista de una misteriosa desaparición sin precedente.

Actualmente estamos solicitando ayuda nacional e internacional para realizar un censo de la población remanente y dictar algunas charlas sobre la problemática de la especie. Este trabajo lo haríamos con el apoyo del Ministerio del Ambiente y de cualquier institución o individuo comprometido con la preservación del patrimonio natural de Los Andes.

Para mayor información e imágenes en alta resolución, favor contactar a la Fundación AndígenA: www.andigena.org / e-mail: atelopus@andigena.org, info@andigena.org

Descargue aquí el archivo PDF con esta información.

Para ver los Archivos PDF necesitas tener instalado en tu computador el programa Acrobat Reader. Si no lo tienes, aquí puede obtener una copia gratis.


Ir al principio

HOME | NOSOTROS | PROYECTOS | PROGRAMAS | INICIATIVAS | NOTICIAS | DE INTERÉS

Fundación AndígenA. Derechos Reservados - RIF J-30793041-1
Apdo. Postal 210, Mérida 5101-A, Estado Mérida, Venezuela.
fundacion_andigena@yahoo.com
Mérida - Venezuela