Componente de participación

Actividades relacionadas al Oso Andino.

Viviendo en Armonía: Prevención de Daños a la Ganadería

Los campesinos acostumbran mantener su ganado libre y disperso en los páramos y valles andinos. Muchas veces, estos animales mueren debido a múltiples factores: inclemencias del clima, enfermedades, el desbarrancamiento por lo accidentado del terreno, el ataque eventual de cuatreros o de algún mamífero carnívoro, entre otros.

Si bien es cierto que los osos atacan animales domésticos en muchas regiones del planeta, en el caso del oso frontino este comportamiento no es frecuente. Desafortunadamente, cada año varios osos frontinos mueren víctimas del acoso de los ganaderos al defender sus intereses económicos.

Mientras las autoridades ambientales no ofrezcan soluciones prácticas a la problemática de los conflictos oso-ganadería, aquellos campesinos afectados por la pérdida de sus animales domésticos se sentirán desatendidos y utilizados como meros objeto de estudio.

Por este motivo, en el año 2003 surgió la idea de desarrollar un proyecto demostrativo de prevención de daños a la ganadería en un área con historial de conflictos oso-ganado en los Andes Venezolanos. Nuestra premisa fue buscar una solución práctica al problema y sentar las bases para alcanzar una relación más armónica entre los habitantes del medio rural y el oso andino. En este sentido, durante con el apoyo de Cleveland Metroparks Zoo, del Fondo de Conservación AZFA’s Clark Waldram y del Instituto Nacional de Parques (INPARQUES) fue posible concretar la construcción de un corral electrificado en un área de pastoreo semi-extensivo dentro del Parque Nacional Sierra de La Culata.

Esta iniciativa fue denominada «Viviendo en Armonía», ya que buscábamos implementar soluciones viables a la problemática de coexistencia entre el oso frontino y los productores agropecuarios en los parques nacionales.

Mediante este proyecto quisimos evaluar también la efectividad del uso del corral electrificado como solución práctica en la prevención de daños sobre las actividades pecuarias. El proyecto estimularía la capacidad de respuesta de los productores rurales, al tiempo de influir en sus actitudes en relación a los problemas asociados a la ganadería.

Características del Corral:

El corral fue construido durante los días 26-28 de agosto del 2003, a una altitud de 3.230 metros sobre el nivel del mar en la transición entre el páramo y el bosque nublado montano alto.

La zona es aprovechada para la ganadería extensiva habiéndose reportado históricamente la pérdida de ganado bovino debido, presuntamente, a la presencia del oso andino. Durante visitas previas al inicio del proyecto, así como durante la construcción del corral, algunas evidencias de consumo de ganado por oso, tales como huesos, restos de piel y nidos construidos en árboles, fueron localizadas en el lugar. Sin embargo, no se registraron evidencias de depredación por oso.

El encierro ocupó un área aproximada de 2 hectáreas y permitió albergar de 3-4 vacas. El cercado se construyó con materiales económicos y con técnicas de construcción de uso común en la zona; fue de forma cuadrada y el alambrado perimetral constó de 3 líneas por cada lado, colocadas a una distancia de ± 20-30 cm entre cada una. Todas las líneas de alambre de acero sirvieron de conductores de electricidad para todo el corral. Dado que en el predio no había energía eléctrica, el electrificador era alimentado por una batería, la cual se recargaba por un panel solar. La frecuencia de pulsos eléctricos del aparato era de 60 por minuto y el voltaje máximo de 5000v.

Para detectar la presencia del oso andino, así como cualquier otro animal en las cercanías del corral, en dos lados del mismo colindantes con el bosque, fueron ubicadas 4 cámaras fotográficas de activación automática «Stealth Cam», modelo MC2-G, las cuales fueron programadas para tomar 2 fotos a la vez cada 10 minutos. Cada cámara portaba un rollo de película FUJICOLOR SUPERIA X-TRA ISO 400 de 24 exposiciones. Las cámaras fueron colocadas en puntos estratégicos a una altura de ± 40 cm. sobre el suelo y fueron revisadas cada 20 días.

Resultados

Hasta diciembre del 2004 (fase piloto del proyecto) no se reportó ninguna pérdida de ganado en el sitio del corral ni en las adyacencias. Se revisaron las cámaras fotográficas y se detectó que habían sido activadas. Se procedió a retirar el material fílmico para su revelado, lo cual permitió verificar el correcto funcionamiento de las cámaras y se registraron dos fotos de un oso andino que representan las primeras imágenes obtenidas en el país mediante el uso de esta tecnología.

Hasta diciembre del 2004 (fase piloto del proyecto) no se reportó ninguna pérdida de ganado en el sitio del corral ni en las adyacencias. Se revisaron las cámaras fotográficas y se detectó que habían sido activadas. Se procedió a retirar el material fílmico para su revelado, lo cual permitió verificar el correcto funcionamiento de las cámaras y se registraron dos fotos de un oso andino que representan las primeras imágenes obtenidas en el país mediante el uso de esta tecnología.

Publicaciones asociadas al proyecto:

PROYECTO OSO ANDINO

Fomentando la conservación de los últimos osos en la Cordillera Andina de Venezuela

CONOCE AL OSO ANDINO

La única especie de oso nativa de Sudamérica.

COMPONENTE DE INVESTIGACIÓN

Investigaciones relacionadas al Oso Andino.

COMPONENTE DE PARTICIPACIÓN

Actividades relacionadas al Oso Andino.

COMPONENTE DE EDUCACIÓN AMBIENTAL

Los niños son la esperanza de este planeta y los osos son una excelente herramienta de educación ambiental.